El tercer ojo, la puerta que te conduce al interior

Samuel Sagan, fundador de la Escuela Clairvision de meditación y autor del best seller “Cómo Despertar El Tercer Ojo” (Ediciones Obelisco) escribe sobre el tercer ojo y el acercamiento único de la Escuela Clairvision® al auto conocimiento, la meditación y la transformación de la conciencia.

El tercer ojo es universal. En la tradición india es jnana-chaksu, el ojo del conocimiento, el asiento de antar-guru, o “maestro interior”. En el arte budista, el tercer ojo se representa como una gema en la frente de los budas. Y en las palabras de los Evangelios,

La luz del cuerpo es el ojo.
Si, pues, tu ojo estuviere sano, todo tu cuerpo estará lleno de luz.”
 Mateo, 6:22

El tercer ojo, en esencia, es el portal a los espacios interiores. Más que ser un campo exclusivo de psíquicos o místicos, el tercer ojo es algo que todas las personas tienen en común. Los Upanishads describen a un ser humano como una ciudad con diez puertas. Nueve puertas (ojos, fosas nasales, oídos, boca, uretra, y ano) dirigen al mundo exterior. La décima puerta, el tercer ojo, se abre a los mundos interiores: el espectro completo de niveles de conciencia. Sin embargo, el objetivo de la introducción a la universalidad de estos conceptos es que éstos se combinan con experiencias personales concretas.

La Escuela de Clairvision está diseñada para personas que no pueden estar satisfechas sólo con las teorías de los demás, sino que desean tener una experiencia propia de los niveles de conciencia. En realidad, una verdadera transformación viene de la experiencia directa, no a partir de la aceptación de una idea o creencia, o incluso de la comprensión mental de la lógica de un sistema. Por lo que la escuela siempre hace hincapié en la superioridad del conocimiento experimental sobre la construcción de un modelo o de teorías rígidas.

El trabajo de Clairvision comienza con un método sistemático para desarrollar el tercer ojo. Una vez despierto, el tercer ojo actúa como una base para la experiencia directa de los espacios interiores. Las indicaciones son claras, las técnicas precisas, los primeros resultados son inmediatos y tangibles. A través del trabajo del tercer ojo los estudiantes desarrollan su propio mapeo de la conciencia: un método sistemático, si no científico, de exploración interior. La idea de que las experiencias de la conciencia son vagos e incomunicables no tiene lugar en este trabajo. Al contrario, la escuela ha desarrollado una completa metodología para compartir las experiencias e intercambiar observaciones, y de este modo ir aportando objetividad en el ámbito de la subjetividad.

Foto de Courtney Milne

El Despertar del Tercer Ojo es un curso de dos días que introduce a los participantes al trabajo de la Escuela de Clairvision y a las técnicas desarrolladas por su fundador Samuel Sagan, doctor en medicina. Este taller presenta un proceso sistemático para comenzar a desarrollar el tercer ojo, que es el centro de control del cuerpo de energía.

Los objetivos del curso incluyen la enseñanza de técnicas de meditación y de apertura a la percepción espiritual. El curso ofrece también a los participantes una oportunidad de establecer contactos personales con las enseñanzas de la escuela y sus profesores. Este tipo de trabajo está diseñado para personas que buscan la percepción directa de los mundos espirituales y que quieren aplicar el trabajo espiritual a su vida cotidiana. Las técnicas de Clairvision están diseñadas para personas que están en el mundo.

Para más información pónte en contacto con nosotros.

Los comentarios están cerrados.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 260 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: